Actualmente los Home Studio están de moda

Para aquellos que no lo saben, el home studio es un estudio (en este caso de grabación) en casa. Usualmente mucho más económico que los estudios profesionales y bastante fáciles de armar para cualquiera con conocimientos de producción musical.

Podría decirse que para cualquier músico el home studio es una necesidad, ya que no solo nos permite grabarnos a nosotros mismos de una manera bastante decente, sino que además nos permite producir, arreglar o simplemente escuchar nuestra música, buscando cosas para corregir.

Para ser sincero, un Home Studio podría sonar similar a uno profesional. Eso es porque el equipo empleado puede ser parecido o incluso el mismo (dependiendo de tu presupuesto) a uno usado por grandes artistas. Más aún, teniendo el espacio adecuado y con algo de trabajo, puedes tener lograr muy buena acústica también.

PERO los Estudios no producen música por sí solos.

El responsable final de la calidad de la producción musical es nada más que del productor, detrás del mouse y del mixer. Si tienes que comprimir las voces un poco, o bajar 2dBS en 900hz, no necesitss un equipo que cueste 10 mil dólares para eso, solo es necesario tu plugin DAW y buen oído. Sí, exactamente, buen oído, y eso, amigo mío, lleva práctica.

Es por eso que los buenos productores musicales logran tanto con poco equipo. Y la razón por la cual a veces resulta tan difícil lograr grandes resultados en casa.

Los Estudios Profesionales tienen pros evidentes:

  1. Calidad y cantidad de equipos.
  2. Productores con (idealmente) años de experiencia.
  3. Delegamiento de las tareas a alguien con más conocimiento.
  4. El contar con otro punto de vista.
{% include mailchimp-es.html %}

Entonces, ¿Los Home Studios no valen la pena?

¡Por supuesto que valen la pena! Son una herramienta increíble para potenciar la creatividad dejando fluir la imaginación sin preocuparse por la tarifa por hora de los estudios profesionales.

Un buen consejo es que te enfoques tu home studio en áreas específicas. Si no estás considerando masterizar en casa, entonces olvídate de comprar un equipo para eso.

Lo mismo aplica a comprar monitores caros cuando no tienes suficiente experiencia en hacer tus propias mezclas. Visualiza tus objetivos exactos y compra solamente lo que realmente necesitas. Considera que la grabación final puede ser hecha fuera de tu home studio.

¿Este artículo te resultó util? Compartelo con tus amigos.

Sobre Ivan Rodriguez Duch

Iván une sus conocimientos de técnicas de atracción, marketing y su pasión por el diseño para crear presencias digitales impactantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *